24.3.17

Sin libros para no ser libres.

Lo contaba el otro día en su crónica Pablo Pardo desde Washington. Cito aquí dos párrafos demoledores. Lo que cuenta del gobierno chino es, sencillamente, aterrador. 

El mundo hacia el que caminamos:

Vivimos un gran salto hacia atrás. El bloqueo de EEUU a la defensa del libre comercio es un acto simbólico, pero también una declaración de principios que indica la clara voluntad de dinamitar el orden político y mundial liberal. Trump se ha convertido, por derecho propio, en el enemigo del comercio. Pero no ha sido el único motivo de preocupación de la semana que acabó ayer. El lunes, en otra medida igualmente significativa y simbólica, el Gobierno de China anunciaba su intención de eliminar de las librerías del país los libros en inglés, en un nuevo esfuerzo para reforzar el control ideológico sobre sus 1.350 millones de ciudadanos. Así lo recordaba el miércoles Carlos Gutiérrez, ex presidente y consejero delegado del gigante de la alimentación Kellogg, secretario de Comercio con George W. Bush y ahora copresidente de la consultora Albright Stonebridge Group (ASG) de Washington. Cierre de mercados y prohibición de libros. El que piensa, pierde.

23.3.17

Clases medias

¿A qué clase media pertenece usted?, preguntaba el otro día Moisés Naím en El País en una atinadísima reflexión que nos permite entender que los que nos pasa a los occidentales ya no es en sentido estricto lo que le pasa a todo el mundo...

20.3.17

Economía que colabora, dicen...

Trabajar como un esclavo para que la plusvalía se vaya a San Francisco. Las modas a veces también son estúpidas: la otra cara de la economía que dicen colaborativa.  

19.3.17

Decepción en serie

No doy con la serie. Np hemos sido capaces de arrancar con la segunda de Billions. Nos hemos puesto con Victoria, y también con The Good wife, vamos a ver qué tal están ambas...

18.3.17

Acción

Estuvimos viendo U-571, una película bélica sobre los esfuerzos aliados por hacerse con la máquina Enigma durante la segunda guerra mundial. Pasable.



Nos pusimos también con Leones por corderos, de Robert Redford. Historias sobre Afganistán y sobre la manipulación que acompaña a todas las guerras. Interesante, pero creo que no ha envejecido bien.