23.5.17

El relato: los buenos y los malos

Me puse, con esfuerzo y buena voluntad, a ver la película Lasa y Zabala, financiada por el gobierno nacionalista vasco a través de la televisión pública nacionalista. En los primeros veinte minutos aparecen dos asesinatos del GAL, torturas de la guardia civil y una redada de la Guardia Civil en Tolosa. Hasta ese momento, el espectador lo único que ha visto es, al otro lado de la frontera, jóvenes jatorras refugiados, sin que se explique el motivo, como si se hubieran ido del País Vasco porque los españoles querían matarlos, y que son asediados por siniestrada fuerzas españolas.

La película es un relato abertzale de buenos frente a malos. De opresores y oprimidos. La escena de la llegada de los cuerpos de los los jóvenes al cementerio es especialmente repugnante; la ertzaintza como una policía cipaya al servicio de la crueldad del Estado opresor...

Todo es un completo disparate porque el tal Iruín, abogado de asesinos, aparece como un héroe frente al carácter despreciable de los guardias civiles. Y como cine es vomitivo. Lo único que me faltaba por ver era una película financiada con dinero público en la que el héroe fuera Íñigo I-ruin. 

Si el presunto cine dirigido por un tal Malo hubiera querido ser algo más que propaganda etarra, debería contextualizado diciendo que ETA asesinó durante su siniestra historia a más de 800 personas. Algunos, como los tres jóvenes gallegos secuestrados, fueron salvajemente torturados antes de morir. Otros fueron asesinados delante de sus hijos o fueron tiroteados por la espalda. A otros los condenó a muerte y ejecutó por considerarlos culpables de traficar con droga, un delito que no se castiga con la muerte en ningún lugar de occidente. Los GAL, por su parte, asesinaron a algo menos de 30 personas durante sus años de terror.

No hubo el mismo tipo de violencia en ambos bandos. Ni cuantitativa ni cualitativamente. Y las salvajadas cometidas por unidades aisladas de las fuerzas de seguridad del Estado no taparán, nunca, el horror al que la limpieza étnica nacionalista sometió a la mitad de la población vasca. 



22.5.17

21.5.17

110 millones de euros. Ni uno menos

Europa multa a Facebook por mentir. A veces uno piensa que las actitudes de las empresas de la nueva economía se parecen mucho a las de las (malas) empresas de toda la vida...

20.5.17

Fascinado con esa cara oculta...

Esas cosas que pocos leen en España. La MIT Technology Review. Un artículo el mes pasado sobre la cara oscura de la inteligencia artificial. Y esos coche que van solos pero no sabemos cómo lo hacen. Dedíquele cinco minutos, desocupado lector. Quedará impresionado...

19.5.17

¿Hacia dónde vamos?

Irene Lozano, ayer en El Mundo. ¿Qué va a ocurrir con la inteligencia artificial y su relación con nosotros? No estoy de acuerdo con el enfoque de fondo de la autora, pero gusta leer a los que se hacen las mismas preguntas que nosotros. El problema es que yo cada vez tengo menos claro que el libre albedrío no sea una construcción ligada a un sueño, el sueño ilustrado de la razón... 

18.5.17

Historias ejemplares

Señala Jon Juaristi en Los árboles portátiles que la Unión Soviética se dedicó a perseguir con saña a todos los disidentes exiliados, valiéndose para ello de los partidos comunistas extranjeros, que no eran nada más que prótesis que obedecían a su amo. Así, sostiene Juaristi  en el que capítulo en el que habla de Víctor Serge que "Andreu Nin su dirigente más conspicuo y antiguo amigo de Serge, fue secuestrado por agentes soviéticos y asesinado en Alcalá de Henares. En España, los soviéticos, con la colaboración de los comunistas españoles, asesinaron a Marc Rhein, hijo del dirigente menchevique Rafail Abramovich, al troskista austriaco Kurt Landau y al checo Erwn Wolf, que había sido secretario de Trotski. Las brigadas internacionales realizaron sus propias pulgas bajo la dirección del estalinista André Marty.   En Suiza fue asesinado el tránsfuga de la GPU Ignaz Reiss, y en Bélgica Georgui Agavekov, que había denunciado las operaciones de la NKVD de en el exterior. La prensa comunista francesa y belga acosaban hacer eje, lanzando contra el imputaciones de traición y de haberse puesto al servicio del fascismo". 

Estos son los héroes...

17.5.17

Populismos

No hay populismos buenos y malos. Todos son un desastre. Y la clave en la comunidad política democrática es, siempre, la posibilidad de que la minoría deje de serlo. Señalaba Innerarity el otro día en El País:

"Lo importante es que esta minoría es excluida de las funciones de gobierno pero no de la pertenencia a la colectividad, al pueblo. Esa posición (haber perdido pero no abandonar la comunidad) se traduce en la posibilidad siempre abierta de, bajo determinadas condiciones, revisar e incluso revocar las decisiones adoptadas, lo que viene acompañado por el derecho de la minoría a dejar de serlo en algún momento y convertirse en mayoría."

La clave está en la la pluralidad....